Suscríbase al boletín informativo
Suscribirse
#254junio 2022

Aporta con tu grano de arena

volver al Contenido

Jaime Poma Flores es físico de neutrones y especialista en reactores nucleares de la Agencia Boliviana de Energía Nuclear (ABEN). Se graduó de la Universidad Nacional de Investigación Nuclear MEPhI de Moscú con el título de Licenciatura en Física y Tecnología Nuclear. Flores comentó sobre cómo fue su época de estudios en Rusia, qué dificultades tuvo que enfrentar y cómo eso afectó su carrera profesional en su tierra natal de Bolivia.

Cuéntanos sobre tu formación superior. ¿Cómo ingresaste en el programa de estudios en Rusia?

Estudié en la Universidad Mayor de San Andrés, Facultad de Ciencias Puras y Naturales, Carrera de Física. El año 2018 la ABEN lanzó una convocatoria para becas de maestría en tecnología nuclear. Vi que cumplía con el perfil requerido y entonces postulé, y luego de algún tiempo, me notificaron que fui seleccionado para realizar la maestría en Rusia. Era una oportunidad excepcionalmente buena, así que no dude ni un poco y acepté.

Cuéntanos sobre el proceso de ingreso en la universidad. ¿A qué les aconsejarías que presten atención los futuros aspirantes de Bolivia?

Quizá lo más dificultoso fue encontrar suficiente tiempo para preparar todos los documentos, ya que en aquel entonces trabajaba y tuve que arreglármelas para poder cumplir con absolutamente todo lo exigido por la ABEN.

Llegué a Rusia y presenté en la MEPhI todos los documentos apostillados requeridos, por lo que no hubo mayores inconvenientes para la inscripción. Solo que yo llegué el 18 de octubre de 2018, cuando las clases ya habían iniciado, y fue difícil ponerme al corriente de las actividades de las 12 materias del primer semestre. Pero a pesar de ese inconveniente, pude aprobar todas las materias.

Por eso recomiendo a los futuros aspirantes que confirmen de antemano toda la información sobre los plazos y reglas de ingreso para no tener tropiezos imprevistos durante la preparación de los documentos y la postulación.

Cuéntanos sobre tu vida en Rusia. ¿Qué dificultades has tenido que enfrentar?

Al inicio el idioma fue lo más complicado, pero uno se las arregla para superarlo. Y también el hecho de que había llegado a Rusia un poco más tarde de lo previsto. Por lo demás no tuve mayores dificultades. En cuanto a lo cultural, lo más difícil fue acostumbrarme a la comida rusa.

¿Qué es lo que te gustó más en Rusia?

Bueno, es un país muy seguro, a diferencia de mi ciudad natal. El sistema de transporte es muy ordenado, las estaciones están muy bien marcadas y fáciles de encontrar. En Moscú todos andan un poco estresados, sin embargo, pude notar que en otras ciudades o pueblos las personas son más relajadas. ¡Ah, y me gustó mucho la nieve!

¿Cuál fue la parte más difícil de tus estudios?

En principio, no tuve mayores dificultades durante los estudios en Rusia. Lo único que tal vez podría mencionar es que el tiempo para elaborar la tesis no fue suficiente, ya que se debía terminar en aproximadamente cuatro meses. Respecto al programa académico no tuve más complicaciones. Rusia obviamente tiene un sistema académico diferente al de Bolivia. Lo que podría resaltar es que ofrecen todas las condiciones a los estudiantes, tal que su rendimiento sea el más óptimo. Por ejemplo, hay laboratorios especializados, los alumnos tienen acceso a los equipos experimentales nucleares, gozan de buenas condiciones de vida o residencia, etc. En Bolivia por ahora no disponemos ni de la tecnología, ni infraestructura nuclear, pero esperamos poder desarrollar nuestra ciencia nuclear en los próximos años.

La Universidad Nacional de Investigación Nuclear MEPhI

La Universidad Nacional de Investigación Nuclear MEPhI fue fundada en 1942, su principal objetivo era formar personal para la industria nuclear soviética. Hoy,  MEPhI es la universidad insignia de Rosatom y una de las principales universidades de investigación de Rusia con escuelas científicas de renombre. La Universidad capacita a estudiantes de posgrado, maestría, licenciatura y especialistas para Rusia y otros países del extranjero. Aquí se implementan más de 200 programas educativos.

La particularidad clave de estudiar en MEPhI es la continuidad de las actividades educativas, científicas e innovadoras. Los estudiantes tienen la oportunidad de participar en actividades de investigación ya desde los cursos iniciales. A partir del 3er año, la participación en trabajos docentes y de investigación es obligatoria. Los estudiantes de último año, maestría y posgrado participan en los trabajos de investigación en laboratorios, departamentos y centros científicos de la universidad.

¿Cómo va tu carrera ahora?

Bolivia está construyendo su primer reactor nuclear de investigación en el Centro de Investigación y Desarrollo en Tecnología Nuclear (CIDTN). Eso da a los profesionales como yo una posibilidad de desarrollar y aplicar sus conocimientos y habilidades profesionales.

Actualmente estoy trabajando en la Agencia Boliviana de Energía Nuclear (ABEN) como técnico de reactores de investigación. En Bolivia hay pocas oportunidades de ejercer la profesión que tengo, ya que no tenemos las mismas condiciones que otros países tienen en lo que se refiere al desarrollo de la ciencia. Eso dificulta la posibilidad de encontrar un trabajo en el área.

En un futuro tengo planeado seguir estudiando la especialidad que tengo, es decir, física y tecnología nuclear. Creo que es necesario desarrollar la tecnología nuclear, porque la energía nuclear puede preservar la vida en nuestro planeta y prevenir el cambio climático.

¿Te gustaría quedarte en Bolivia o preferirías encontrar un trabajo en tu área en el extranjero?

Como boliviano tengo la obligación de aportar los conocimientos adquiridos a mi país. Como decimos aquí, “aportar con mi grano de arena”. Quizá en el futuro piense en trabajar en el extranjero, sería interesante y productivo para fortalecer mi madurez profesional.

¿Cómo ves el futuro del sector nuclear de  Bolivia

Bolivia ha iniciado la era nuclear gracias a las gestiones del gobierno. Sabemos que la tecnología nuclear tiene muchas aplicaciones benéficas en distintos campos. Una de las áreas de alta prioridad para su aplicación es la medicina, sin olvidarnos de los otros sectores no menos importantes, tales como la industria, la minería y hasta la criminalística.

Lo que nos toca hacer en primer lugar es socializarlo. Hasta ahora en Bolivia hay personas que se oponen al proyecto del CIDTN precisamente por la falta de información o por la influencia de la prensa amarillista. Bueno, es un reto para nosotros que trabajamos en el área nuclear, transmitir a la gente la información correcta del papel de la energía atómica para fines pacíficos.

Las becas de Rosatom

Cada año, Rosatom otorga más de 200 becas a estudiantes de otros países, permitiéndoles estudiar en una de sus universidades socias. Una beca cubre la matrícula completa, las asignaciones mensuales, una pasantía en uno de los centros de Rosatom, así como un curso del idioma ruso de un año (opcional). A los aspirantes se les ofrece varios grados universitarios: licenciatura (4 años), título de especialista (5,5 años), maestría (2 años), estudios de posgrado (4 años). Para mayor información, visite: studynuclear.com

#254junio 2022

Aporta con tu grano de arena

volver al Contenido

Jaime Poma Flores es físico de neutrones y especialista en reactores nucleares de la Agencia Boliviana de Energía Nuclear (ABEN). Se graduó de la Universidad Nacional de Investigación Nuclear MEPhI de Moscú con el título de Licenciatura en Física y Tecnología Nuclear. Flores comentó sobre cómo fue su época de estudios en Rusia, qué dificultades tuvo que enfrentar y cómo eso afectó su carrera profesional en su tierra natal de Bolivia.

Cuéntanos sobre tu formación superior. ¿Cómo ingresaste en el programa de estudios en Rusia?

Estudié en la Universidad Mayor de San Andrés, Facultad de Ciencias Puras y Naturales, Carrera de Física. El año 2018 la ABEN lanzó una convocatoria para becas de maestría en tecnología nuclear. Vi que cumplía con el perfil requerido y entonces postulé, y luego de algún tiempo, me notificaron que fui seleccionado para realizar la maestría en Rusia. Era una oportunidad excepcionalmente buena, así que no dude ni un poco y acepté.

Cuéntanos sobre el proceso de ingreso en la universidad. ¿A qué les aconsejarías que presten atención los futuros aspirantes de Bolivia?

Quizá lo más dificultoso fue encontrar suficiente tiempo para preparar todos los documentos, ya que en aquel entonces trabajaba y tuve que arreglármelas para poder cumplir con absolutamente todo lo exigido por la ABEN.

Llegué a Rusia y presenté en la MEPhI todos los documentos apostillados requeridos, por lo que no hubo mayores inconvenientes para la inscripción. Solo que yo llegué el 18 de octubre de 2018, cuando las clases ya habían iniciado, y fue difícil ponerme al corriente de las actividades de las 12 materias del primer semestre. Pero a pesar de ese inconveniente, pude aprobar todas las materias.

Por eso recomiendo a los futuros aspirantes que confirmen de antemano toda la información sobre los plazos y reglas de ingreso para no tener tropiezos imprevistos durante la preparación de los documentos y la postulación.

Cuéntanos sobre tu vida en Rusia. ¿Qué dificultades has tenido que enfrentar?

Al inicio el idioma fue lo más complicado, pero uno se las arregla para superarlo. Y también el hecho de que había llegado a Rusia un poco más tarde de lo previsto. Por lo demás no tuve mayores dificultades. En cuanto a lo cultural, lo más difícil fue acostumbrarme a la comida rusa.

¿Qué es lo que te gustó más en Rusia?

Bueno, es un país muy seguro, a diferencia de mi ciudad natal. El sistema de transporte es muy ordenado, las estaciones están muy bien marcadas y fáciles de encontrar. En Moscú todos andan un poco estresados, sin embargo, pude notar que en otras ciudades o pueblos las personas son más relajadas. ¡Ah, y me gustó mucho la nieve!

¿Cuál fue la parte más difícil de tus estudios?

En principio, no tuve mayores dificultades durante los estudios en Rusia. Lo único que tal vez podría mencionar es que el tiempo para elaborar la tesis no fue suficiente, ya que se debía terminar en aproximadamente cuatro meses. Respecto al programa académico no tuve más complicaciones. Rusia obviamente tiene un sistema académico diferente al de Bolivia. Lo que podría resaltar es que ofrecen todas las condiciones a los estudiantes, tal que su rendimiento sea el más óptimo. Por ejemplo, hay laboratorios especializados, los alumnos tienen acceso a los equipos experimentales nucleares, gozan de buenas condiciones de vida o residencia, etc. En Bolivia por ahora no disponemos ni de la tecnología, ni infraestructura nuclear, pero esperamos poder desarrollar nuestra ciencia nuclear en los próximos años.

La Universidad Nacional de Investigación Nuclear MEPhI

La Universidad Nacional de Investigación Nuclear MEPhI fue fundada en 1942, su principal objetivo era formar personal para la industria nuclear soviética. Hoy,  MEPhI es la universidad insignia de Rosatom y una de las principales universidades de investigación de Rusia con escuelas científicas de renombre. La Universidad capacita a estudiantes de posgrado, maestría, licenciatura y especialistas para Rusia y otros países del extranjero. Aquí se implementan más de 200 programas educativos.

La particularidad clave de estudiar en MEPhI es la continuidad de las actividades educativas, científicas e innovadoras. Los estudiantes tienen la oportunidad de participar en actividades de investigación ya desde los cursos iniciales. A partir del 3er año, la participación en trabajos docentes y de investigación es obligatoria. Los estudiantes de último año, maestría y posgrado participan en los trabajos de investigación en laboratorios, departamentos y centros científicos de la universidad.

¿Cómo va tu carrera ahora?

Bolivia está construyendo su primer reactor nuclear de investigación en el Centro de Investigación y Desarrollo en Tecnología Nuclear (CIDTN). Eso da a los profesionales como yo una posibilidad de desarrollar y aplicar sus conocimientos y habilidades profesionales.

Actualmente estoy trabajando en la Agencia Boliviana de Energía Nuclear (ABEN) como técnico de reactores de investigación. En Bolivia hay pocas oportunidades de ejercer la profesión que tengo, ya que no tenemos las mismas condiciones que otros países tienen en lo que se refiere al desarrollo de la ciencia. Eso dificulta la posibilidad de encontrar un trabajo en el área.

En un futuro tengo planeado seguir estudiando la especialidad que tengo, es decir, física y tecnología nuclear. Creo que es necesario desarrollar la tecnología nuclear, porque la energía nuclear puede preservar la vida en nuestro planeta y prevenir el cambio climático.

¿Te gustaría quedarte en Bolivia o preferirías encontrar un trabajo en tu área en el extranjero?

Como boliviano tengo la obligación de aportar los conocimientos adquiridos a mi país. Como decimos aquí, “aportar con mi grano de arena”. Quizá en el futuro piense en trabajar en el extranjero, sería interesante y productivo para fortalecer mi madurez profesional.

¿Cómo ves el futuro del sector nuclear de  Bolivia

Bolivia ha iniciado la era nuclear gracias a las gestiones del gobierno. Sabemos que la tecnología nuclear tiene muchas aplicaciones benéficas en distintos campos. Una de las áreas de alta prioridad para su aplicación es la medicina, sin olvidarnos de los otros sectores no menos importantes, tales como la industria, la minería y hasta la criminalística.

Lo que nos toca hacer en primer lugar es socializarlo. Hasta ahora en Bolivia hay personas que se oponen al proyecto del CIDTN precisamente por la falta de información o por la influencia de la prensa amarillista. Bueno, es un reto para nosotros que trabajamos en el área nuclear, transmitir a la gente la información correcta del papel de la energía atómica para fines pacíficos.

Las becas de Rosatom

Cada año, Rosatom otorga más de 200 becas a estudiantes de otros países, permitiéndoles estudiar en una de sus universidades socias. Una beca cubre la matrícula completa, las asignaciones mensuales, una pasantía en uno de los centros de Rosatom, así como un curso del idioma ruso de un año (opcional). A los aspirantes se les ofrece varios grados universitarios: licenciatura (4 años), título de especialista (5,5 años), maestría (2 años), estudios de posgrado (4 años). Para mayor información, visite: studynuclear.com