Suscríbase al boletín informativo
Suscribirse
#243noviembre 2021

Rosatom lanzó el proyecto “Proryv”

volver al Contenido

En la ciudad de Séversk comenzó la construcción de una unidad de potencia única en su género, BREST-OD-300. Se trata de una unidad nuclear con un reactor de 4ta generación que fue creado en cumplimiento con el concepto de seguridad natural.

Este evento, sin exageración, tiene una trascendencia mundial. “Con el inicio de la construcción del BREST, Rosatom, Rusia y toda la industria nuclear del mundo se pone en avance”, señaló el jefe de la OIEA, Rafael Grossi, quien se unió por videoconferencia a la ceremonia del primer hormigonado.

“Todos somos un gran equipo con una idea general: implementar aquí, en Séversk, lo antes posible, algo que nunca ha sucedido en la historia de la humanidad, lo que espera toda la comunidad atómica mundial, la instalación nuclear realmente operativa de 4ta generación”, apuntó el director general de Rosatom Alexey Likhachev.

El BREST es el primero de su tipo en muchos aspectos.

Seguridad

“La implementación del proyecto “Proryv” es la creación de una nueva generación de tecnologías del ciclo del combustible nuclear”, señaló en la ceremonia la presidenta de TVEL, Natalya Nikipelova, El reactor utilizará combustible mixto de nitruros de uranio- plutonio (SNUP). A diferencia del combustible MOX (de óxido), el combustible de nitruros es más denso, con una temperatura de funcionamiento más baja y una alta conductividad térmica. Esto significa que la transferencia de calor de los conjuntos al refrigerante es mejor y el combustible no se sobrecalienta. Se planea que el combustible se producirá en su totalidad a partir de materiales reciclados de plutonio y uranio empobrecido.

Los refrigerantes de plomo no reaccionan químicamente con el aire y el agua, que siempre se encuentran en las plantas nucleares. Justamente esta característica es la que permitió mejorar el reactor, hacerlo más compacto y, por tanto, más competitivo económicamente en comparación con otras centrales nucleares y fuentes de energía limpia. Además, debido a la alta temperatura de fusión- solidificación, se excluye la pérdida del refrigerante, simplemente se solidificará. La alta temperatura del refrigerante también permite igualar la distribución de potencia y, como resultado, la temperatura de los elementos combustibles. “Durante años, muchos países han estado buscando soluciones para el diseño de un reactor rápido con refrigerante de plomo, y finalmente podremos ver un prototipo del mismo”, comentó Stefano Monti, jefe de la sección de desarrollo de tecnología de energía nuclear del OIEA, quien presenció la ceremonia.

Para el BREST se utilizó un diseño integral: el equipo principal del circuito primario está ubicado en el circuito de la planta del reactor. El cuerpo principal está hecho de hormigón metálico multicapa, lo que garantizará la contención de los materiales nucleares, incluso en caso de emergencia.

Sostenibilidad ecológica

Pero la característica principal del BREST es que formará parte del complejo de energía de demostración experimental que también incluirá un módulo de fabricación- refabricación de combustible y un módulo de reprocesamiento. Una de las tareas del BREST es elaborar el concepto de ciclo cerrado del combustible nuclear. “El proyecto Proryv del cual BREST forma parte, es la encarnación del sueño de nuestros predecesores de cerrar el ciclo del combustible nuclear. Le deseo mucha suerte a este proyecto. Este proyecto realmente puede empujarnos hacia el comienzo de una nueva era. Y estamos abiertos a este brillante futuro en el que la energía nuclear se utilizará de forma pacífica en todo el planeta”, felicitó a los colegas de la industria Alessandro Alemberti, director de investigaciones y desarrollo de Ansaldo Nucleare, Italia.

“Los reactores rápidos no solo pueden cerrar el ciclo de combustible, sino también gestionar de manera óptima los recursos naturales de uranio y reducir la cantidad de los desechos radiactivos. Y, si usamos plomo como refrigerante, podemos simplificar la tecnología de los reactores y mejorar los índices de la seguridad”, dijo el profesor del Instituto de Tecnología de Tokio, Toru Obara, quien destacó los beneficios que ofrecen los reactores rápidos.

Por su parte, el especialista en diseño de ITER, Jan Turgut, de Turquía, puntualizó sobre la reducción de desechos: “Un sistema en el que la producción del combustible, su reciclaje y el reactor nuclear estén ubicados en la misma instalación reducirá el costo del almacenamiento temporal. Se eliminan casi por completo los problemas del aislamiento final de los residuos. Al reutilizar los combustibles, se cubrirán las necesidades energéticas a largo plazo. Y esto tendrá un impacto significativo, tanto desde el punto de vista económico como ambiental, sobre los países y para el mundo entero”.

La mayoría de los representantes de la industria nuclear mundial, que tomaron palabra durante la ceremonia, señalaron que la energía nuclear impide las emisiones y previene el impacto negativo sobre el medio ambiente.

Economicidad

Los creadores del BREST también tendrán que confirmar que los reactores que funcionan con combustible de nitruro y que utilizan un refrigerante de plomo no solo son confiables y respetuosos con el medio ambiente, sino que también son económicos.

Rosatom tiene grandes planes para los reactores de plomo. Alexey Likhachev anunció que el reactor de demostración experimental es un prototipo de una gran planta industrial. “Vamos a estar ampliando la tecnología de reactores rápidos de metal líquido a gran escala para las unidades industriales en todo el país. Esperamos también que la misma se convierta en un objetivo para nuestra exportación”, destacó Aleksey Likhachev. Según él, más cerca de mediados del siglo XXI, el producto estrella de la corporación estatal serán los complejos de energía compuestos por reactores térmicos, reactores rápidos, así como los módulos de fabricación adjuntos a las centrales y reprocesamiento del combustible.

Según Evgeny Adamov, director científico de “Proryv”, los planes de este proyecto fueron establecidos para los próximos 18 años. Y el futuro inmediato está claro. Para el año 2023 debería estar operativo un complejo industrial para la producción de combustible. Se espera que la construcción del módulo de reprocesamiento de combustible irradiado comience en 2024. Y, en el 2026, el reactor BREST-OD-300 debería comenzar con la operación.