Suscríbase al boletín informativo
Seleccione la región que le interesa e ingrese su e-mail
Suscribirse
#237enero 2021

Imágenes para inteligencia artificial

volver al Contenido

Digital Evolution Ventures ha sido creada a mediados de 2018. Un año antes, el presidente ruso Vladimir Putin había encargado a cinco corporaciones estatales, entre ellas Rosatom, la creación de fondos de inversión para financiar pequeñas empresas innovadoras.

La estrategia de Digital Evolution Ventures prevé inversiones en proyectos de alta tecnología que sean interesantes para los negocios no nucleares de Rosatom, como ciudades inteligentes, nuevos materiales, nueva medicina etc. Los proyectos son seleccionados y los términos de inversión los define Orbita Capital Partners, una empresa gestora del fondo de capital de riesgo. Tras el primer cierre, Rosatom contribuyó con 3 mil millones de rublos (USD 39.525.992) al fondo. El segundo cierre del fondo pronto se completará con otro inversionista para traer la misma cantidad de dinero.

El contrato entre Rosatom y la empresa gestora tiene una vigencia de 10 años y ya ha transcurrido la mitad del plazo de inversión previsto, es decir, 2,5 años. Durante el segundo período de cinco años, el fondo administrará y saldrá de sus negocios.

Botkin.AI es uno de los proyectos más prometedores del fondo. Es una plataforma impulsada por IA para el análisis automático de imágenes médicas. Su primer y más desarrollado producto está diseñado para averiguar las imágenes de Tomografía Computadorizada en busca de signos de cáncer de pulmón. Mientras probaba la plataforma en una de las regiones de Rusia, la compañía recibió 1.500 exploraciones de tórax. Se sabía que cincuenta de ellos procedían de pacientes con cáncer. Botkin.AI identificó signos de cáncer en 66 exploraciones. Dieciséis pacientes fueron reexaminados y se encontró que tenían cáncer —  la enfermedad se había pasado por alto. “La prueba fue una condición previa para recibir financiación. La tecnología demostró ser viable, así que invertimos en ella”, dijo Evgeny Kuznetsov, CEO de Orbita Capital Partners.

La plataforma Botkin.AI puede procesar imágenes en el formato DICOM (Digital Imaging and Communications in Medicine), un estándar más comúnmente utilizado para almacenar y transmitir imágenes médicas (TC, IRM y rayos X). “Las imágenes se cargan desde el equipo de diagnóstico a nuestra plataforma. La IA las analiza y, a los pocos minutos, envía al médico un informe sobre las patologías identificadas y su ubicación. Así es como funciona el sistema de apoyo a las decisiones clínicas”, explicó Sergey Sorokin, fundador de Intellogic, una empresa que ha desarrollado la plataforma. Esta plataforma se puede utilizar para realizar un análisis retrospectivo de exámenes médicos para mejorar la calidad de los diagnósticos.

Para capacitar su plataforma impulsada por IA, Intellogic utiliza imágenes anónimas de la base de datos que contienen información sobre más de 200.000 exámenes médicos tomados de conjuntos de datos abiertos de clínicas rusas y extranjeras y datos obtenidos durante las pruebas piloto del sistema. “En una ensayo reciente realizado en Moscú, estábamos procesando casi 3.000 tomografías computarizadas al día”, dijo Sergey Sorokin.

Rosatom ha invertido varias decenas de millones de rublos en la plataforma. El dinero ayudó a Intellogic a mejorar su plataforma y lograr resultados consistentes en diferentes dispositivos de barrido y en diferentes hospitales; la consistencia es esencial para escalar la plataforma. La tecnología casi no comete errores de interpretación. Botkin.AI fue certificado por el Servicio Federal Ruso para la Vigilancia en el Cuidado de la Salud y se permitió su uso en prácticas clínicas. “Este año, el producto ha entrado a gran escala en el mercado”, aseveró Evgeny Kuznetsov.

A principios de 2020, la tecnología desarrollada por Intellogic fue seleccionada, junto con algunas otras tecnologías, para ser probadas por el Departamento de Salud de Moscú. Además, la compañía logró muy rápidamente, en solo dos semanas, mejorar un sistema de diagnóstico de coronavirus y comenzó a ayudar a los profesionales de la salud en el distrito autónomo de Yamalia-Nenetsia a combatir el coronavirus en junio de 2020.

Intellogic también trabaja con clínicas privadas y actualmente tiene 12 proyectos en desarrollo. El fondo evalúa sus empresas por ingresos: Intellogic los ha aumentado 10 veces en un año. La compañía tiene planes para ingresar en los mercados internacionales en el futuro.

Digital Evolution Ventures seguirá invirtiendo en la plataforma y otras nuevas empresas tecnológicas. Titan Power Solution es una de ellas. La empresa desarrolla y fabrica sistemas basados en supercondensadores (ultracondensadores). La empresa lleva un especial interés para Rosatom como proveedora para turbinas eólicas. Ha recibido 60 millones de rublos (USD 79.051) en inversiones de Digital Evolution Ventures, de 12BF Global Ventures y del Far East High Technology Fund. En 2020, Titan Power Solution duplicó sus ingresos y ganó nuevos contratos.

Otra empresa start-up prometedora es AlphaOpen, una desarrolladora de la plataforma AlphaLogic diseñada para administrar y monitorear sistemas de ingeniería de construcción. La plataforma se puede integrar con los servicios de Smart City de Rosatom. VEB Ventures y Digital Evolution Ventures han invertido conjuntamente 130 millones de rublos (USD 1.712.780) en la empresa. En total, el fondo de capital riesgo de Rosatom ha hecho inversiones en 13 proyectos.

 

 

 

 

 

Sergey Botkin

La plataforma Botkin.AI lleva el nombre de Sergey Botkin, un famoso médico ruso (1832–1889). Sergey Petrovich Botkin fue un talentoso clínico, terapeuta, profesor de muchos médicos y activista social. Él es uno de los fundadores de la ciencia y la educación médicas rusas modernas.

Para referencia

Los fondos de capital riesgo se especializan en financiar empresas de tecnología en sus etapas iniciales cuando la posibilidad de éxito financiero (de que la empresa venda sus productos y produzca un flujo de caja fuerte) es baja.

Dado que los riesgos de inversión son altos, los fondos de capital riesgo invierten simultáneamente en 10 a 20 empresas startups. Algunas de ellas no generan rentabilidad y las inversiones se cancelan. Pero algunas tienen éxito y pagan lo suficiente para cubrir todos los costos de inversión del fondo.

Puede haber varias rondas de inversión: a medida que crece el negocio de la empresa, también crece el volumen de inversión. El fondo se beneficia de la venta de la empresa, ya sea haciéndola pública a través de una oferta pública inicial o vendiéndola a un participante más grande en el mercado. Otra opción es integrar la empresa en el negocio principal del inversionista. Esto puede resultar más económico que adquirir una empresa operativa en el mercado si una gran empresa necesita desarrollar alguna de sus líneas de negocio.

La financiación de capital riesgo se puso en práctica por primera vez en los Estados Unidos, donde aseguró un rápido desarrollo de tecnologías. Posteriormente, la práctica se implementó en todo el mundo y fue particularmente exitosa en China. En los últimos años, los fondos de capital riesgo han invertido alrededor de 65.000 millones de dólares al año en Estados Unidos y entre 35.000 y 40.000 millones de dólares en China.