Suscríbase al boletín informativo
Suscribirse
#237enero 2021

Rusia Califica la Energía Nuclear como Sostenible

volver al Contenido

Trend towards sustainability

En noviembre, VetroOGK (subsidiaria de Rosatom especializada en generación de energía eólica) y SiburEnergoManagement (Grupo SIBUR) firmaron un contrato para el suministro de electricidad desde el parque eólico de Rosatom en Adigueya a la planta de producción de Biaxplen (Grupo SIBUR) de Novokúibychevsk en la región de Samara. La empresa fabrica películas orientadas biaxial mente que se utilizan en la producción de envases para alimentos, bienes de consumo, etiquetas y cintas adhesivas. Por el momento, el suministro de electricidad no será grande: SiburEnergoManagement probará al nuevo proveedor y solo entonces tomará la decisión de extender el contrato y aumentar el suministro.

El parque eólico de Adigueya suministra electricidad y Biaxplen de Novokúibychevsk la recibe a través de la Red Eléctrica Unificada de Rusia.

“Aumentar la participación de las energías renovables a través de nuestra generación interna y contratos directos con proveedores de energía verde es una parte integral de la Estrategia de Desarrollo Sostenible 2025 de SIBUR con el objetivo de reducir nuestro impacto en el medio ambiente”, dijo Vladimir Tupikin, Jefe de Energía y Recursos de SIBUR.

Las energías renovables se consideran en todo el mundo como las fuentes de energía más limpias, dejando una mínima huella de carbono. En consecuencia, los productos elaborados con energía de fuentes renovables también se consideran más limpios. Toda la cadena de suministro ayuda a lograr dos objetivos de desarrollo sostenible, producción y consumo responsables y energía limpia y asequible.

“En la actualidad, una política establecida de consumo mínimo de carbono hace que una empresa sea más competitiva, siempre que los vendedores y proveedores a lo largo de toda la cadena de suministro se adhieran a los mismos principios. NovaWind contribuye a la reducción de la huella de carbono y a la transición de tantas empresas como sea posible al desarrollo sostenible”, dijo Alexander Korchagin, CEO de NovaWind (división de energía eólica de Rosatom).

En Europa, las cadenas de suministro sostenible y, en concreto, los suministros de energía renovable se abordan con mucha seriedad, tanto en términos de medio ambiente como de protección del mercado nacional. Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea, ha propuesto introducir un impuesto fronterizo al carbono sobre las mercancías importadas en la Unión Europea.

Teniendo en cuenta esos planes, las empresas rusas están interesadas en hacer sus productos más “ecológicos” mediante el uso de energías renovables. La energía limpia, incluida la energía de fuentes renovables, ayudará a Biaxplen a demostrar que sus productos son limpios y evitará el pago del impuesto fronterizo al carbono. Biaxplen, según el sitio web de la empresa, “trabaja para aumentar las exportaciones de películas a los mercados de la UE”.

Según la empresa AtomEnergoPromSbyt (AEPS, una empresa de distribución de electricidad del Grupo Rosatom), las divisiones locales de las empresas internacionales están más interesadas en comprar energía limpia. “En general, el interés (demanda voluntaria) por la energía limpia proviene de las marcas globales incluidas en la RE100 como parte de su compromiso de reducir el impacto de su producción en el medio ambiente”, aseveró Evgeny Erokhin, CEO Adjunto de Ventas de Energía de AEPS.

Una de esas empresas, Nestlé Purina PetCare (una subsidiaria de Nestlé Rusia) ubicada en Vorsino, región de Kaluga, ha estado comprando energía eléctrica del parque eólico de Adigueya desde mayo de 2020. El contrato prevé el suministro de 50 millones de kWh de electricidad.

Por confirmarse

El uso de energía limpia es algo que debe confirmarse. Un contrato entre un consumidor y un proveedor de energía limpia de origen renovable puede servir como confirmación. En Rusia, NP Market Council Association (Alianza Sin Ánimo de Lucro del Consejo de Mercado) publica mensualmente una lista de contratos de compra y venta de energía limpia.

Un auditor independiente también puede revisar los contratos. Por ejemplo, si una empresa pertenece a la RE100, una iniciativa global de energía renovable (RE100 significa “100 % renovable”), sus contratos se auditan para comprobar el cumplimiento de los principios de la RE100.

Un certificado de origen especial confirmará que la energía proviene de fuentes renovables en Rusia. Éste será un documento electrónico que certificará que la electricidad se ha generado con una “combinación de efectos ambientales, sociales y otros efectos positivos”.

Una vez recibido el certificado, su titular tiene derecho a difundir la información de que sus actividades y productos están “asociados a efectos positivos derivados de la producción de electricidad en instalaciones de generación calificadas, como la reducción del impacto humano en la salud y el medio ambiente y la mejora de la calidad de vida”.

Según la ley, las “instalaciones de generación calificadas” incluyen fuentes de energías renovables y centrales nucleares. Esto significa que Rusia podría convertirse en el primer país europeo en reconocer legalmente que la generación nuclear tiene efectos sociales y ambientales positivos.

Rusia empezará a emitir certificados de origen en 2022. En Europa, estos certificados se emiten desde hace mucho tiempo, por lo que la tarea principal es integrar los sistemas ruso y europeo.

 

NovaWind (parte de Rosatom) construye parques eólicos y genera electricidad utilizando energía eólica. Hasta 2024, NovaWind generará 1,2 GW de capacidad de generación eólica.

En 2020, NovaWind puso en servicio a dos parques eólicos en el sur de Rusia. Adigueya, con una capacidad instalada de 150 MW, generará más de 350 millones de kWh, o el 20 % de la electricidad consumida en la República de Adigueya. Kochubeevskaya (210 MW) se puso en servicio a finales de 2020 y ya ha comenzado a suministrar electricidad al mercado mayorista ruso.

En la actualidad, NovaWind está construyendo los parques eólicos de Marchenkovskaya (120 MW), Karmalinovskaya (60 MW) y Bondarevskaya (120 MW). Se inspeccionan en la actualidad más de 80 posibles sitios de construcción; Las mediciones de viento se están tomando en tres regiones.