Suscríbase al boletín informativo
Seleccione la región que le interesa e ingrese su e-mail
Suscribirse
#239abril 2021

La central nuclear de Bielorrusia para una nueva vida

volver al Contenido

Trabajo planificado

En marzo de 2011 se firmó un acuerdo entre los gobiernos de la Federación de Rusia y la República de Belarús sobre la cooperación en la construcción de una central nuclear en el territorio de Belarús. La central nuclear BelNPP consta de dos unidades de potencia con reactores VVER-1200 de generación 3+ con una capacidad eléctrica de 1200 MW cada uno. El proyecto cumple íntegramente con las recomendaciones del OIEA.

La primera unidad de potencia de la central nuclear BelNPP se conectó a la red el 3 de noviembre de 2020. Según los informes, al 26 de febrero de 2021 la unidad ya había generado 1.500 millones de kWh. La central transcurre la operación piloto. Próximamente se iniciará la etapa de las pruebas dinámicas de la instalación del reactor. Esta es la última etapa del programa para preparar la unidad de potencia para su puesta en servicio. «Sujeto a la finalización del proceso de licencia final y la recepción de todos los permisos reglamentarios, la primera unidad entrará en operación comercial la próxima primavera«, dijo Vladimir Gorn, director de Rosatom para Europa del Este.

En la 2da unidad de potencia se realizan las obras de la puesta en marcha. Próximamente, de acuerdo con el cronograma se prevén las pruebas hidráulicas y el lavado de circulación de los sistemas y equipos del primer y segundo circuito de la planta del reactor. Está previsto que el reactor se cargue con combustible durante el tercer trimestre, y en el cuarto se prevé la conexión a la red.

A principios de marzo en la 2da unidad de potencia se inició la carga de simuladores de conjuntos combustibles en la vasija del reactor. En total se cargarán 163 simuladores. Según informó el Ministerio de Energía de Bielorrusia, los simuladores de conjuntos de combustible son una copia exacta de los conjuntos de combustible que son idénticos en su diseño completamente. Se utilizan en lugar de conjuntos combustibles estándar durante el período de puesta en servicio para comprobar que la instalación del reactor cumple con las características de diseño y los requisitos de seguridad.

Seguridad confirmada

El trasfondo político de la construcción de la central de Bielorrusia fue y sigue siendo la oposición de parte de Lituania. El país considera que la planta es peligrosa, pero esta posición no tiene argumentos razonables. En lugar de los argumentos, hubo actuaciones como un vuelo en globo aerostático de Maros Shevchovich, el vicepresidente de la Comisión Europea de Energía, acompañado por el ministro de Energía de Lituania, Zhigimantas Vaichiunas, en mayo de 2017.

No hubo ninguna necesidad para tales acciones ya que la central nuclear BelNPP está abierta a todas las inspecciones internacionales. Los expertos en seguridad nuclear del Grupo Europeo de Regulación de Seguridad Nuclear (ENSREG) realizaron una visita de inspección a la planta del 9 al 10 de febrero de 2021. Los expertos también realizaron un análisis técnico a distancia. El equipo tiene una amplia experiencia y es independiente en sus conclusiones sobre la idoneidad de la implementación de las recomendaciones de seguridad tanto del operador de la central nuclear de Ostrovets como de las autoridades bielorrusas.

El comisario de Energía de la UE, Kadri Simson, durante los debates en el Parlamento Europeo el 11 de febrero de este año pidió a todas las partes que se abstengan de los comentarios hasta que se resuman los resultados de la misión. Pero sin siquiera esperar las conclusiones preliminares, los eurodiputados pidieron posponer el lanzamiento de la central hasta que se cumplan todas las recomendaciones de la UE sobre las pruebas de resistencia.

“Es lamentable ver que algunos políticos en Europa se han convertido en rehenes del fanatismo antinuclear y han adoptado estereotipos en sus discursos. Es mucho decir que una resolución del Parlamento Europeo una vez más calificó a la planta como “insegura” sin ningún fundamento, que se aprobó antes de que el organismo de seguridad nuclear pertinente de la UE hubiera completado su evaluación in situ o formulado alguna conclusión. El veredicto parece haber sido leído y sellado incluso antes de que el jurado tuviera la oportunidad de reunirse y discutir sobre el asunto en cuestión”, concluyó Vladimir Gorn.

Los temores de los eurodiputados no fueron justificados. A principios de marzo de 2021 el órgano ENSREG publicó el Informe preliminar de la revisión por pares sobre el Plan de acción nacional de las pruebas de resistencia de Bielorrusia. “Una prueba de resistencia y la implementación de acciones de seguimiento no deben usarse para justificar o autorizar la operación segura de una central nuclear ni su operación a largo plazo o extensión de su vida útil. Estas autorizaciones deben estar en consonancia con los procedimientos prescritos en la legislación nacional y bajo la plena responsabilidad de las autoridades reguladoras nacionales”, recordaron los autores del informe.

Dado que la revisión por pares de la ENSREG se ha dividido en dos partes debido a la pandemia del coronavirus, el informe también se divide en preliminar y final. El informe preliminar registra el progreso en las primeras siete preguntas y las pruebas de resistencia asociadas. «El informe preliminar concluye sobre la base de la información disponible y la visita al sitio, que la NAcP ha abordado todas las recomendaciones del equipo de revisión por pares relacionadas con los temas prioritarios y que se ha avanzado en el tratamiento de todas las recomendaciones relacionadas con los siete puntos prioritarios».

El proceso de la construcción estuvo bajo el control del OIEA. Así, en agosto de 2019 se llevó a cabo una misión de revisión de seguridad preoperativa (pre-OSART). La misión incluyó a 15 expertos de Armenia, Bélgica, Brasil, Estados Unidos y otros países del mundo. Se llevó a cabo una Revisión Integral de la Infraestructura Nuclear (INIR) a fines de febrero y principios de marzo de 2020. “Nos reunimos con los profesionales bien preparados, motivados y competentes dispuestos a discutir abiertamente todos los problemas de la infraestructura. El equipo vio un claro impulso para cumplir los objetivos del programa y beneficiar al pueblo bielorruso, como el apoyo para el desarrollo económico del país”, dijo Milko Kovachev, jefe del equipo de expertos del OIEA. “Agradecemos a Bielorrusia por el hecho de que, a pesar de que nuestras misiones son voluntarias y opcionales, el país nos ha invitado. Bielorrusia es un ejemplo para nosotros e invita al OIEA para todas las inspecciones”, citó la agencia Sputnik al subdirector del OIEA, Mikhail Chudakov, quien comentó sobre los resultados de la misión. Señaló que las revisiones de la primera unidad superaron sus expectativas: “Las unidades son muy buenas y confiables. Esta ya es generación 3+, que significa que todas las actividades son «post-Fukushima» y que ya se han implementado y se han tenido en cuenta».

Transformaciones sociales

Durante la construcción de la central nuclear de Bielorrusia BelNPP el pequeño asentamiento urbanizado Ostrovets se transformó y elevó su estatus a una ciudad. Ahora viven aquí unas 12 mil personas, y se prevé su duplicación. En agosto de 2019 se aprobó el plan maestro revisado para el desarrollo de Ostrovets teniendo en cuenta el crecimiento de la población para 2025 a 22 mil personas.

En la ciudad se construyeron 45 nuevos edificios residenciales de departamentos. Se trata de 2.678 departamentos con una superficie total de 179.733 m2, unos 1267 de ellos fueron entregados a la empresa contratista general ASE JSC para acomodar al personal involucrado en la construcción de la central.

Al mismo tiempo se llevó a cabo la construcción de la infraestructura social: dos escuelas para 720 y 520 alumnos, dos jardines de infancia para 190 y 150 niños, una biblioteca con depósito para más de 10 mil libros, una oficina de correos, un gimnasio con piscina, comercios y establecimientos gastronómicos.

En 2019 se puso en funcionamiento la primera etapa del hospital para 380 pacientes, que albergará un escáner de tomografía computarizada, resonancia magnética y un complejo angiográfico. Dicho complejo se construyó por recomendación del OIEA. Y en 2020 para controlar y prevenir el coronavirus, el Hospital Clínico del Distrito Central de Ostrovets recibió un obsequio: un laboratorio de análisis de PCR para la investigación, incluidos los test del COVID-19.

Entre los años 2014-2020 Rosatom destinó alrededor de 57 millones de rublos a las obras de caridad. En 2021 la asistencia benéfica tendrá como objetivo mejorar la calidad y accesibilidad de los servicios médicos, la realización de competiciones deportivas y la restauración de la economía del parque forestal de la empresa forestal Ostrovets.

“Las organizaciones que construyeron la primera unidad de potencia de la central recibieron una excelente experiencia y competencias en la construcción de instalaciones de energía nuclear. Ahora esta experiencia nos ayuda reducir casi a la mitad los tiempos de algunos procesos tecnológicos, manteniendo la calidad requerida. Las empresas «Belenergostroy», «Grodnopromstroy», «Belelektromontazhnaladka» y «Promtekhmotazh» muestran consistentemente buenos resultados durante todo el período de construcción de la central nuclear bielorrusa», comenta Aleksey Kononenko, director de construcción de la central nuclear bielorrusa, y director de la oficina de representación de ASE en la República de Bielorrusia.