Suscríbase al boletín informativo
Suscribirse
#254junio 2022

El interés de Kazajistán

volver al Contenido

Kazajistán está interesado en la construcción de centrales nucleares y está explorando las oportunidades de cooperación con Rosatom. Las autoridades del país visitaron la central nuclear “Akkuyu”, de Turquía, y se reunieron con el Director General de la Corporación Estatal Rosatom, Alexey Likhachev. Además, se está abriendo una sucursal del Instituto MEPhI en la ciudad de Almaty.

Un poco de historia

Kazajistán tiene una amplia experiencia en la participación y desarrollo de la industria nuclear. Incluso cuando el país era una república de la URSS, el centro de pruebas de Semipalatinsk era parte del proyecto nuclear soviético. Y justamente aquí, en 1949, se realizaron las pruebas de la primera bomba nuclear soviética.

En Aktau (en ese entonces Shevchenko), en julio de 1973, se puso en funcionamiento el primer reactor de potencia industrial de neutrones rápidos BN-350 del mundo. Su peculiaridad era la combinación de funciones, ya que la central no solo producía electricidad, sino que también desalinizaba agua, y el calor se aprovechaba para calentar la ciudad. El reactor fue parado en marzo de 1998 y la decisión para su parada final se tomó en abril de 1999.

En Kazajistán funciona un Centro Nuclear Nacional (NNC), que incluye el Instituto de Energía Atómica, el Instituto de Seguridad Radiológica y Ecología, el Instituto de Investigación Geofísica y la subdivisión de Baikal (que se ocupa de reparaciones, seguridad y transporte de carga). En Kazakistán funcionan dos reactores de investigación, tres puestos de investigación y un tokamak KTM, donde se llevan a cabo experimentos y pruebas de materiales y soluciones de diseño. En mayo de 2022, el Centro Nuclear Nacional cumplió sus 30 años.

El papel más importante de Kazajistán en la industria nuclear es que desde 2009 es el mayor productor de uranio en el mundo. En 2021, Kazajistán representó alrededor del 46% de la producción mundial de uranio. La empresa estatal NAC Kazatomprom, representó 11.858 toneladas de uranio en el mismo año, el 24% del mercado total, según su informe de 2021.

Desde la década de 2000, Kazajistán se ha interesado en las posibilidades de construcción de una central nuclear en su país. Este proceso se activó varias veces, pero por razones económicas y por la oposición de la población, se posponía.

Actualmente, el interés en la construcción de centrales nucleares en Kazajistán está creciendo nuevamente. “Creo que ha llegado el momento de considerar este tema más detalladamente, ya que Kazajistán necesita tener una central nuclear”, dijo el presidente del país Kassym-Jomart Tokayev en su discurso durante el Foro Económico Oriental, en septiembre de 2021. Unos días antes, Tokayev ordenó estudiar las posibilidades de la construcción de una central nuclear en Kazajistán. La central nuclear es necesaria debido a la próxima escasez en la generación de energía. “Ya sentimos los primeros signos de la escasez de electricidad en Kazajistán. <…> Por lo tanto, mirando hacia el futuro, tendremos que tomar decisiones sobre la construcción de una central nuclear”, dijo el presidente de Kazajistán en una reunión con los especialistas en finanzas, en noviembre de 2021. A principios de junio, el gobierno de Kazajistán anunció que se había seleccionado un sitio para la futura planta nuclear, cerca del pueblo de Ulken, en la región de Almaty.

Rosatom y Kazajistán

A fines de mayo, el director ejecutivo de Rosatom, Alexey Likhachev, se reunió en Kazajistán con el primer ministro del país, Alikhan Smailov. “Durante la reunión, las partes analizaron una amplia gama de temas para la cooperación en el sector energético, incluida la expansión de la cooperación en proyectos de minería de uranio”, señaló la Corporación Estatal Rosatom en un comunicado.

Rosatom, a través de su empresa adjunta Uranium One, trabaja en Kazajistán desde hace muchos años como socio de Kazatomprom. Las subsidiarias de Kazatomprom y Uranium One establecieron 5 empresas conjuntas (Joint Venture) para la extracción de uranio: Karatau, JV Khorasan-U (tercer miembro de Energy Asia Holdings Ltd), JV Akbastau, JV Zarechnoye (tercer miembro – «Karabalta Mining Plant») y JV Compañía Minera y Química del Sur. En 2021 estas empresas, según el informe anual de Kazatomprom, produjeron algo más de 8,66 mil toneladas de uranio.

La parte rusa ha expresado interés en una mayor inversión en la industria minera de uranio de Kazajistán para fortalecer la seguridad energética de ambos países”, dice el comunicado.

En el segmento de combustibles, Rosatom y Kazatomprom cooperan en el Centro de Enriquecimiento de Uranio TsOU JSC. La empresa se estableció en 2006, Kazatomprom poseía el 50% hasta marzo de 2020. Luego, la empresa kazaja vendió su participación al segundo copropietario, la empresa TVEL (división de combustibles de Rosatom), conservando una acción. De acuerdo con los acuerdos, esta acción otorga a Kazatomprom el derecho a acceder a los servicios de enriquecimiento de uranio. En 2021, TsOU JSC comenzó a realizar entregas regulares de uranio poco enriquecido a Ulba-TVS, una empresa conjunta de Kazajistán con CGNPC, de China, para la fabricación de conjuntos de combustible de diseño occidental (cuadrado).

Además, Rusia ha expresado repetidamente su disposición para la construcción de una central nuclear en Kazajistán. El presidente ruso Vladimir Putin lo propuso en 2019. El embajador de Rusia en Kazajistán, Aleksey Borodavkin, continúa recordando esta propuesta en sus discursos. “Dada la necesidad de construir la primera planta nuclear en Kazajistán, vale la pena mencionar la disposición de la Corporación Estatal Rosatom para la participación en este proyecto a gran escala. Al mismo tiempo, estamos hablando no solo de proporcionar condiciones financieras favorables para la cooperación, sino también para la capacitación del personal local, así como para involucrar a las empresas kazajas en el proceso de la construcción de la central”, dijo el embajador en su discurso en el seminario de aniversario del Centro Nuclear Nacional de la República de Kazajistán a finales de mayo.

Las autoridades kazajas ya saben cómo se construyen las centrales nucleares rusas. El 9 de mayo, una delegación kazaja encabezada por el ministro de Energía Bolat Akchulakov visitó el sitio de la central nuclear Akkuyu que está en construcción en Turquía. Ahora es el sitio de construcción más grande del mundo, donde se están construyendo cuatro unidades de potencia en simultáneo equipadas con reactores VVER-1200. La empresa AKKUYU NÜKLEER ANONİM ŞİRKETİ, una subsidiaria de Rosatom, va a ser diseñador y constructor de la planta, además se responsabiliza por el mantenimiento y luego la operación y desmantelamiento de la central de acuerdo con el esquema BOO (Construir – Poseer – Operar = Build – Own – Operate).

Durante la visita, la delegación kazaja visitó el territorio de la terminal de carga marítima Vostochny, observaron las obras de construcción de la estación de bombeo de la unidad 1 de potencia y subieron al punto más alto de la obra, que ofrece una vista panorámica de las unidades de potencia que se encuentran en construcción actualmente. La Directora General de AKKUYU NÜKLEER, Anastasia Zoteeva, comentó a los invitados sobre los detalles de la implementación del proyecto en Turquía, y el presidente de Rusatom International Network, Vadim Titov, compartió su experiencia en la realización de eventos de comunicación.

Además, en Almaty, en la Universidad Nacional de Kazajstán de Al Farabi (KazNU), se abrirá una sucursal del Instituto MEPhI de Kazajistán, que capacitará a los especialistas en el campo de la energía nuclear, productos farmacéuticos, medicina y economía. El acuerdo correspondiente fue firmado el 1° de junio entre KazNU y MEPhI en presencia del presidente de Kazajistán, Kassym-Jomart Tokayev. El Instituto MEPhI es una de las universidades insignia de la Corporación Estatal que forma especialistas para la industria nuclear.