Suscríbase al boletín informativo
Suscribirse
#256septiembre 2022

Maestros de construcción especiales

volver al Contenido

Sobre la división especializada en la promoción de las instalaciones nucleares en el exterior le consultamos a Evgeny Markovich Pakermanov, Director General de Rusatom Overseas (RAOS) que comentó sobre los logros de los científicos nucleares rusos en la construcción de las instalaciones únicas en Rusia y en el extranjero, como el Centro de Alta Montaña de Investigación y Tecnología Nuclear en Bolivia, las centrales nucleares terrestres equipadas con el reactor RITM-200 y Shelf-M, y el desarrollo de la energía del hidrógeno.

– ¿Rusatom Overseas tiene algún nombre especial de la división? Por ejemplo, Atomstroyexport es una empresa de ingeniería, Rosenergoatom es una empresa de energía eléctrica, etc…

– De acuerdo al modelo organizacional de la Corporación Estatal, nuestra división se denomina Overseas. Inicialmente, en 2015, la compañía se constituyó como un agente para la contratación de las centrales nucleares de alta potencia del extranjero, de ahí surgió el nombre de la división – Overseas. Un poco más tarde, comenzó a crecer a gran escala uno de nuestros departamentos dedicado a los Centros de Ciencia y Tecnología Nuclear (CIDTN). En 2017, firmamos un contrato para construir un centro de investigación y tecnología nuclear en Bolivia. Luego, RAOS fue designado como integrador de la industria para la dirección de las centrales nucleares de baja potencia y la energía del hidrógeno. Los nuevos proyectos provocaron cambios en la estructura de la empresa y el Instituto Estatal de Diseño Especializado (JSC GSPI) entró a formar parte de nuestra gestión. Este instituto es el responsable del diseño y la construcción de los proyectos contratados, incluido el centro de Bolivia y un proyecto piloto para la construcción de una pequeña central nuclear terrestre en Yakutia.

Hoy en día, las actividades de nuestra división están muy diversificadas, por lo que nuestra estructura se parece más a un holding de empresas. Este es un caso especial para la Corporación Estatal, ya que tradicionalmente las divisiones de Rosatom se formaban en torno a un determinado producto o una línea de negocio. Pero RAOS siguió su propio camino.


– ¿Qué áreas de actividad está desarrollando RAOS actualmente?

– A lo largo de los años de trabajo nuestra empresa se fue transformando gradualmente de un agente para la contratación de centrales nucleares de alta potencia en el extranjero a una empresa operativa de desarrollo dinámico. Además de la contratación, RAOS, representada por el Instituto GSPI, ha adquirido competencias de diseño e ingeniería y actualmente está implementando varios proyectos de infraestructura a gran escala, llave en mano, en los sectores de energía, salud, transporte y otros. Muchos de ellos son de importancia prioritaria en los programas de desarrollo federal y regional de Rusia. En algún momento sentimos que era la hora de cambiar la estrategia y la estructura organizativa de RAOS, para encontrar el equilibrio adecuado en la distribución de las áreas de responsabilidad y recursos humanos.

– ¿Estos procesos hicieron que surja la empresa Rusatom Energy Project (REP)?

– Sí, así es. Debido a que en los últimos años el foco de RAOS se ha desplazado hacia el desarrollo de nuevas áreas de negocio, hubo cambios en la participación de los empleados en los nuevos proyectos. Mientras que en el momento de su creación, casi el 100% de nuestro personal se dedicaba a los contratos para la construcción de las centrales nucleares de alta potencia en el extranjero, a finales del año pasado solo el 20% del personal estaba involucrado en este tipo de proyectos. El resto trabajaba en el desarrollo de nuevos negocios. En estas condiciones, se hizo lógico y natural separar el sector responsable por la contratación de las centrales nucleares de alta potencia, así como parte del equipo de RAOS y formar una empresa por separado. Sin duda, las centrales de alta potencia son un área clave para la Corporación Estatal, que siempre permanecen en el foco de la atención. Por lo tanto, nos complace que Rusatom Energy Project, la empresa responsable de esta área, ya esté dando los pasos activos para el desarrollo y promoción de las soluciones nucleares de Rosatom.

– ¿Cómo ha cambiado Rusatom Overseas con relación a la separación de Rusatom Energy Project?

– Debido a una reorganización significativa de nuestro negocio, nos dimos cuenta de que había llegado el momento de crear una nueva misión de la empresa, que respondiera al estado actual y a los desafíos que enfrenta RAOS. Francamente, no fue una tarea fácil para nosotros, ya que las actividades de RAOS abarcan muchos productos y áreas de negocio de la Corporación Estatal. En un momento tuvimos que “abarcar lo imposible”. Sin embargo, después de numerosos debates, tuvimos éxito. Nuestra nueva misión suena así: «Revelando el potencial de las tecnologías, reuniendo a los mejores en equipos, cambiando a los mercados, RAOS va creando nuevas soluciones accesibles para el mundo y el futuro: desde una idea hasta su implementación».

– Explique, por favor, qué ha hecho la empresa desde la actualización.

– Continuamos realizando los proyectos piloto para la construcción de las centrales nucleares de baja potencia en Rusia, desarrollamos la dirección de energía de hidrógeno y las soluciones no energéticas bajo la marca RIVER. Esto también incluye la construcción de los centros de ciencia y tecnología nuclear. Otra área importante es el desarrollo de una alianza estratégica con Transmashholding, dentro de la cual pretendemos introducir nuevos productos y servicios al mercado en el sector energético, ingeniería de transporte, logística, ingeniería eléctrica y tecnologías digitales. Para ello, a principios de este año, RAOS adquirió una participación del 25,01% en el capital social de TMH – Energy Solutions, que reúne los activos de producción de Transmashholding en el campo de las centrales eléctricas. Como pueden ver, RAOS tiene muchos proyectos, y todos ellos son de importancia prioritaria para nuestro gobierno, que contribuyen al logro de las metas de la agenda ambiental y aseguran el liderazgo tecnológico a nuestro país en el sector energético y en la alta tecnología.

– Sobre todos los proyectos actuales importantes que la empresa está ejecutando a partir del 10 de agosto de 2022. ¿Cuáles son los más significativos?

– El evento más destacado de este año para nosotros es, por supuesto, la finalización de la construcción de las primeras instalaciones industriales del Centro de Investigación y Desarrollo en Tecnología Nuclear (CIDTN) de mayor altitud del mundo. Lo estamos construyendo en Bolivia, a una altura de 4000 metros sobre el nivel del mar. El 5 de agosto se llevó a cabo una solemne ceremonia de inauguración del complejo para la producción de radiofármacos y un Centro de Irradiación Multifuncional. Según los expertos del OIEA, el complejo y el centro se encuentran entre las mejores instalaciones para la aplicación de las tecnologías nucleares en América Latina. Este proyecto único, y uno de los más grandes de la región, está siendo llevado a cabo por Rusia. El proyecto abre nuevas oportunidades para el desarrollo de la exportación de las tecnologías nucleares de Rusia. El centro boliviano se convertirá en una referencia importante para las soluciones modernas de Rosatom, que ofrecemos bajo la marca RIVER. Otro proyecto significativo es la construcción de una central nuclear piloto terrestre equipada con un reactor RITM-200N en la región de Yakutia, Rusia. Para este proyecto ya se seleccionó un sitio para la construcción de la central y el diseño de la futura planta ya está en marcha. Estamos completando un ciclo de estudios de ingeniería que duran dos años, y hemos recibido una conclusión positiva por parte del organismo ambiental general sobre los materiales para fundamentar la licencia para la ubicación de la central y se está iniciando la construcción de las instalaciones para los obreros.

Otro proyecto importante para el desarrollo de las regiones árticas de Rusia es la construcción de una central nuclear basada en la planta del reactor Shelf-M, que también está ganando impulso gradualmente. Por el momento, estamos analizando los sitios potenciales para la construcción de la planta.

La implementación de uno de los proyectos más importantes para la atención médica de Rusia continúa según lo programado, que es la construcción de un nuevo edificio para la medicina nuclear en el Centro Dmitry Rogachev.

También se está trabajando activamente en el campo de las tecnologías del hidrógeno. Hemos firmado más de diez acuerdos y estamos trabajando en cuatro proyectos piloto. El enfoque principal es el desarrollo de nuestras propias soluciones competitivas para cada etapa, desde la producción hasta el suministro. En lo que se refiere a los proyectos piloto la situación es la siguiente: ya se ha completado un estudio de prefactibilidad para la construcción de una planta de hidrógeno en Sakhalin, Rusia. Allí se prevé la producción de hidrógeno mediante la conversión del metano con vapor con las tecnologías para capturar y utilizar dióxido de carbono. Actualmente se esté llevando a cabo el proceso de preparación de la documentación del proyecto. Para el proyecto de lanzamiento de trenes de hidrógeno en Sakhalin, ya se ha desarrollado un concepto tecnológico para un complejo de producción y recarga y se han identificado sitios potenciales para su ubicación. En el campo del uso de hidrógeno para las necesidades industriales, hemos firmado acuerdos con las mayores empresas metalúrgicas y de refinación de petróleo de Rusia.

– ¿Cuáles son los planes de la empresa para el resto del año?

– Nos hemos fijado metas bastante ambiciosas, y por supuesto, nos esforzaremos por cumplirlas en la medida de lo posible. Con el proyecto de las centrales de baja potencia, estamos planeando completar el desarrollo del diseño técnico de la instalación del reactor RITM-200N para la central nuclear de Yakutia a finales de año y presentar los documentos para obtener la licencia para la instalación de la planta. En lo que se refiere a nuestra dirección RIVER, tenemos la intención de llegar a acuerdos de cooperación con varios países de nuestro grupo de clientes potenciales. En cuanto a los proyectos piloto de hidrógeno, este año está previsto comenzar con los estudios de ingeniería en los sitios donde se va a ubicar el complejo para la recarga de hidrógeno para trenes de hidrógeno en Sakhalin. También tenemos la intención de completar para finales de año el desarrollo de la documentación para pre-proyecto para la construcción de una planta de hidrógeno en la región de Sakhalin.

– ¿Cómo calificaría los logros de la empresa durante el último período de este año?

– Hemos superado con éxito la reestructuración de la empresa y determinamos las principales direcciones de desarrollo de RAOS para los próximos años. Estamos trabajando activamente en todos los proyectos, ya que se ha completado la construcción de las instalaciones de la primera y segunda etapa del Centro de Investigación y Tecnología Nuclear en Bolivia, estamos avanzando activamente en la implementación del proyecto de la central nuclear de baja potencia en Yakutia, estamos construyendo un nuevo edificio en el Centro que lleva el nombre de Dmitry Rogachev y estamos desarrollando otras áreas comerciales prometedoras. Estoy seguro de que nuestro equipo podrá mantener este ritmo activo y cumplir con todas las tareas que actualmente tiene por delante la división.